Loading...

DESPERTAR, RESPIRAR, SENTIR Y ELEGIR.

“El sentido de nuestro día solo llega si participamos y elegimos como vivirlo.”

Las mañanas son perfectas para dar sentido a nuestro día, el sentido es música, y solo lo encontramos si lo imaginamos. Hay que llenar las mañanas de un sentido, les tenemos que dar color, música y poesía, tenemos que ser creativos, solo entonces estaremos vivos.

DESPERTAR, RESPIRAR, SENTIR Y ELEGIR.

A veces pienso que pasamos el día intentando abarcar múltiples tareas con el piloto automático conectado. Vamos por la vida como si pisáramos de puntillas, como si viviéramos para complacer las necesidades de los demás.

De buena mañana nos preocupamos por atender todo lo que sucede a nuestro alrededor, sin embargo desatendemos lo que sucede en nuestro interior. Siento que hemos perdido la capacidad de “sencillamente” ser, de disfrutar el momento, de empezar un nuevo día, de tomar unos instantes para contemplar nuestra mente cuando todavía está clara. Al despertar es el momento perfecto para poner ingredientes buenos a nuestra mente. Como buenos pensamientos, buena lectura, buena escritura y buenas conversaciones. Todo ello unido a una intención que nos ayude a crear un día extraordinario.

Cada mañana al despertar tenemos nuestra respiración esperando a ser observada. Nuestra mente va iniciando su narrativa y nuestro corazón va a un ritmo más lento. Justo en este momento donde el día empieza y eres respirado, sientes que las ideas que fluyen en ti llegan directamente del corazón. Hay un pulso creativo en nuestro interior que espera que lo sintamos. Todos podemos conectarnos realmente con lo que estamos haciendo. Simplemente siendo consciente de ello o con alguna herramienta que nos vaya bien para anclarnos al momento presente. A mi me va bien llevar la atención al cuerpo, a cualquier gesto que haga para desarrollar las tareas. Trato de hacerlo todo un poco más lento de lo que mi cuerpo lo haría de modo natural. Eso me permite llevar consciencia a la respiración.

He podido comprobar que si escucho música a primera hora del día, experimento una sensación de energía que me aporta felicidad. Si dedico unos minutos a oler un aceite esencial como es el eucalipto, es mucho más fácil sentir atención y presencia. El olor va abriendo espacios profundos en mi abdomen, en mi espalda y en mi pecho.

Dedicarme unos minutos a sentir mi cuerpo me lleva desear vivir el día, a querer que el día me sorprenda y encienda en mi, la llama de la curiosidad. De este modo estoy preparada aún más par participar de todas las experiencias excepcionales que la vida me tiene preparadas para mi.

Al abrir los ojos se despiertan los pensamientos más bonitos y listos para que los disfrutemos. Me gusta sentir que la vida me lleva de la mano y no me deja caer.

La mañana es un excelente momento para potenciar nuestra vitalidad. Respirar de modo consciente nos permitirá afrontar el día con más entusiasmo. Solo has de sentir un ritmo en tu respiración y solo tienes que seguirla y verás que cuando más la acompañas, ese compás se hace más intenso. Con cada inhalación te nutres de una energía intensa y con cada Exhalación te relajas.

Cuando activas este movimiento energético de inhalar y exhalar, te sientes fuerte y listo para empezar tu día. Es justo ese momento en el que si pensamos algo que nos ilusione entonces empezamos a vibrar en energía positiva.

Cada mañana quiero cultivar este momento “ilusión”, desde hace tiempo hago una lista de pequeños regalos para mis días, pienso cosas que me gusten, como mi paseo por el bosque, jugar con un rato con mi hijo a tenis, comer mi plato favorito, bailar con mi hija, saborear un buen chocolate, estar media hora sintiendo el silencio, tomar un baño de lavanda, preparar una nueva infusión, cocinar algo nuevo, ir a una librería y elegir un nuevo libro, son grandes ilusiones que me hacen sentir que cada día tengo algo especial que me espera.

Desde muy pequeña me imaginaba historias y las imaginaba con tanta ilusión que las sentía intensamente y era como vivirlas. ahora sigo siendo esa niña que diseña su mañana ideal y confío que voy a vivirla bien atenta y agradecida. Por eso creo que es tan importante darnos cuenta que necesitamos un cierto tiempo de serenidad y soledad por la mañana para pensar e imaginar el día.

la imaginación es una de las herramientas mas poderosas del mundo, a veces cuesta saber como imaginar y es algo que se desarrolla practicando.

Las mañanas son perfectas para dar sentido a nuestro día, el sentido es música, y solo lo encontramos si lo imaginamos. Hay que llenar las mañanas de un sentido, les tenemos que dar color, música y poesía, tenemos que ser creativos, solo entonces estaremos vivos.

“El sentido de nuestro día solo llega si participamos y elegimos como vivirlo.”

“Dejemos que nuestra imaginación sea pura, dejemos de tener ideas fijas, vivamos abiertos al día, y no solo encontraremos un sentido, encontraremos mil y un sentidos. Entonces cada cosa se volverá llena de sentido, una pequeña flor bailará al viento, una piedra de repente se llenará de colores brillando con los rayos de sol, o observarás una gota de rocío creando un pequeño arco iris a su alrededor.” 

“Levantar los brazos ayuda a sentir que eres respiración.”

Aquí te dejo algunas pautas que yo sigo por si quieres practicarlas:

Respiración para despertar.

Respirar mas plenamente, sentirnos fuertes y despiertos para afrontar el día con confianza y seguridad.

Ejercicio: Contar mentalmente (1,1,1) al inhalar, y al exhalar (2,2,2,2)y así sucesivamente hasta 10. Este ejercicio te ayuda a mantener la mente focalizada y cultivar la expansión interna. Puedes practicarlo 5 minutos y te darás cuenta que aumenta tu capacidad respiratoria y la entrada de oxigeno, se fortalecen tus pulmones y vas relajando y soltando tensión en tu cuerpo.

Sentirás calma en tu mente y una serenidad en tu corazón:

Inhalación 1-1-1  Exhalación 2-2-2-2  Inhalación 3-3-3  Exhalación 4-4-4-4  Inhalación 5-5-5  Exhalación 6-6-6-6  Inhalación 7-7-7  Exhalación 8-8-8-8  Inhalación 9-9-9  Exhalación 10-10-10-10

Respiración tranquilizante.

Inhalar lentamente por 4 cuentas, mantener por dos cuentas sintiendo tus pulmones llenos de aire y entonces exhalar por cuatro cuentas. el ritmo regular es esencial en este ejercicio. las cuentas pueden ampliarse siempre que notes que sigue siendo muy cómoda tu respiración, y siempre manteniendo la retención a la mitad de la inhalación y la exhalación 4-2-4  6-3-6   8-4-8 etc.

Esta respiración tranquilizante lleva al corazón a que bombee mas lento y rítmicamente y preparar la mente para la meditación del sonido.

Meditación del sonido

Una practica que te conectas con el sonido, lo que te permite vivir el momento yu experimentar la vida sin juzgar. Entras en un estado de “ser” y no de “hacer”, te liberas de la mente preocupante y te ayuda a degustar cada situación en cuanto surge.

Puedes empezar dedicando 5 min y si te vas sintiendo bien con lo que sientes lo vas prolongando.

Para empezar permite dedicarte un tiempo para ti, puede ser sentado o de pie o caminando, pero que estés cómodo la suavidad en tu cuerpo te ayuda a estar mas centrado y escuchar conscientemente todos los sonidos, cercanos y lejanos, a medida que van apareciendo y se van alejando.

  1. Respira cada sonido y deja que el sonido actué expandiendo consciencia y le impida a la mente despistarse.
  1. Cierra los ojos con suavidad o puedes mantenerlos suavemente enfocados en algún punto, o si caminas mira con determinación, con intención y con una mirada clara.Permites que los sonidos entren en tu consciencia y déjalos que se muevan en tu interior. permiteles que sean lo que son sonidos cercanos y lejanos que van y vienen, también es bueno no ponerles nombre de donde proceden los sonidos, solo escucha, déjalos que entren y que pasen sonido tras sonido y escucha incluso las pausas que se producen entre un sonido y el siguiente.
  1. Quizás puedas observar que tu oido se centra más y que las historias de la mente parecen desplazarse al fondo de tu consciencia. en otras ocasiones puedes notar que la mente sigue con su charla habitual, es la naturaleza de la mente, tiende a estar ocupada, incluso cuando queremos que lo esté. por eso siempre que ru mente divaga, con suavidad y sin juicio vuelve tu consciencia a la escucha. esta acción es lo que te ancla al momento presente.
  1. Tal vez cuando pasen unos minutos llegues a observar que el tiempo ha dejado de importar, es posible que tu respiración se haya hecho mas prolongada y profunda. De todas maneras, aunque no suceda nada y creas que no sientes tu atención en la escucha, no pasa nada, está bien. con lo practica se desarrolla atención, cada momento es único y cada practica te llevara a estar mas presente.

Gris Juncadella

sin comentarios (0)

Deja tu comentario

 Anterior  Todos Siguiente