Loading...

Respiración consciente

La respiración es absolutamente esencial para la vida, pero a menudo nos olvidamos que es necesario respirar bien para tener una buena salud. La práctica de la respiración consciente nos puede ayudar a mejorar el sueño, reducir el estrés y mejorar la salud en general. Gris Juncadella, directora de vivea, nos habla de ello.

“La práctica de la respiración consciente nos puede ayudar a mejorar el sueño, reducir el estrés y mejorar la salud en general” 

Los malos hábitos de respiración son generalizados

Presta atención un momento en la forma en la que respiras. El simple gesto de respirar es algo que la mayoría de nosotros ni nos damos cuenta que lo estamos realizando. Lo hacemos de forma automática, y hasta que algo no sale mal, lo damos por sentado. Actualmente, tendemos a tener vidas tan ocupadas que quitan la conciencia de nuestra respiración. Inhalamos y exhalamos superficialmente, y lo hacemos así durante todo el día. Algunos de nosotros incluso respiramos de esta manera mientras dormimos.

Los malos hábitos de respiración pueden provocar consecuencias negativas para la salud. Nuestro cuerpo no puede funcionar en todo su potencial sin la cantidad adecuada de oxígeno y la eliminación adecuada de dióxido de carbono.

Entonces, ¿qué podemos hacer para cambiar estos efectos obviamente indeseables? Respira, como lo haría un niño, simplemente respira!

Tomar conciencia de nuestra respiración

Podemos aliviar muchas dolencias comunes de la salud simplemente haciendo un esfuerzo consciente de respirar lenta y profundamente. Como por ejemplo mejorar la presión arterial alta, dolores de cabeza por migraña, ansiedad, estrés, dolor crónico, depresión, asma e insomnio.

Gris Juncadella, instructora de yoga y directora de vivea, es un gran defensora de la respiración profunda y consciente. “Las técnicas apropiadas de respiración pueden ser la clave para mejorar nuestra calidad de vida”, dice ella. “Controlar tu respiración puede jugar un papel decisivo para reducir nuestro estrés, la presión arterial, la tensión muscular, y mucho más. Es frecuente oír hablar a los profesores de yoga como respirar a través de las posturas, para ayudar a nuestros alumnos a mantener su equilibrio. La respiración consciente no sólo puede ayudar a conseguir una práctica equilibrada del yoga, sino que también puede ayudar a mantener una vida equilibrada”.

Los beneficios de la respiración profunda

La respiración es poderosa. Tomar conciencia de la forma en que respiramos puede ayudar a lidiar con una variedad de dolencias comunes de forma inmediata y efectiva. Inhalaciones profundas (la que se practica durante el yoga) pueden proporcionar alivio del dolor, reducción del estrés y dormir mejor, e incluso puede mejorar nuestra concentración.

Aliviar el dolor

La respiración profunda puede ayudar a aliviar el dolor de forma natural. En un estudio reciente que involucró a 14 pacientes que sufren de fibromialgia (una enfermedad en la que el dolor es crónico), los investigadores concluyeron que el yoga, la meditación y la respiración profunda, tuvo un efecto profundamente positivo sobre los síntomas de la fibromialgia del grupo de intervención, incluyendo el alivio del dolor.

Reduce el estrés

El estrés es normal y necesario, y no todos son malos. Hay estrés bueno (Por ejemplo: tener un bebé) y estrés malo (Por ejemplo: que te despidan del trabajo). Por desgracia para nosotros, nuestro cuerpo no sabe diferenciarlos. El estrés contribuye a una gran variedad de problemas de salud, por lo que hacer un esfuerzo consciente para reducirlo y manejarlo es de vital importancia. La respiración profunda estimula al cuerpo a relajarse y a descansar.

Dormir mejor

Las personas que están expuestas a estrés crónico están en un mayor riesgo a tener insomnio. Estas personas mantienen unos niveles elevados de la hormona del estrés, el cortisol. Cuando el cortisol se libera en el cuerpo, el sueño se vuelve extremadamente difícil, ya que el cuerpo le resulta más difícil relajarse.

La respiración profunda promueve la relajación y por tanto influye al sistema nervioso parasimpático, rompiendo así el ciclo del insomnio.

Pensar con claridad

En un estudio publicado en el 2007, varios estudiantes participaron en ejercicios de meditación y respiración profunda, con la esperanza de que la reducción del estrés les ayudaran académicamente. Los investigadores concluyeron que “los estudiantes disminuyeron el nivel de ansiedad ante los exámenes, también el nerviosismo, la falta de confianza, y aumentaron en su capacidad de concentración”.

Trata de respirar profundamente la próxima vez que tengas la necesidad de tomar un calmante para el dolor, o te sientas estresado, o tengas problemas para dormir. Disfruta de lo que tu increíble cuerpo te ofrece, una de sus funciones más básicas, y “re-aprende” a respirar.

Gris nos ofrece varia técnicas de respiración que seguro te servirán para disfrutar de tu respiración.

Técnicas de respiración

Prueba estas técnicas de respiración para tener una sensación de paz y relajación.

Técnica de respiración 1: practicar en casa

  • Siéntate con las piernas cruzadas en una habitación oscura y silenciosa.
  • Cierra los ojos.
  • Con el pulgar, tapa la fosa nasal derecha, y respira profundamente por la fosa nasal izquierda y cuenta hasta 6.
  • Aguanta la respiración y cuenta hasta 2.
  • Retira el dedo pulgar, y cierra la fosa nasal izquierda con el dedo índice, y exhala completamente a través de la fosa nasal derecha y cuenta hasta 6.
  • Repítelo de 10 a 15 veces.

Técnica de respiración 2: practicar en el trabajo

  • Cierra los ojos, si puedes.
  • Inhala por la nariz de manera uniforme y profundamente y cuenta hasta 8.
  • Aguanta la respiración y cuenta hasta 3.
  • Exhala completamente a través de la nariz y cuenta hasta 8.
  • Aguanta la respiración y cuenta hasta 3.
  • Repítelo de 10 a 15 veces.

Técnica de respiración 3: practicar si no puedes dormir

  • Mantener los ojos cerrados, y acostado boca arriba en la cama, inhalar profundamente por la nariz y contar hasta 6.
  • Aguanta la respiración y cuenta hasta 3.
  • Exhala lentamente por completo a través de la nariz y cuenta hasta 6.
  • Aguanta la respiración y cuenta hasta 3.
  • Inhala profundamente por la nariz y cuenta hasta 8.
  • Aguanta la respiración y cuenta hasta 3.
  • Exhala completamente a través de la nariz y cuenta hasta 8.
  • Repite los pasos, pero aumenta la cuenta en 2 más cada vez, trata de contar hasta 12! Una vez que hayas hecho esto, repítelo 10 veces.

Técnica de respiración 4: practicar en cualquier lugar, en cualquier momento

  • Cierra los ojos, si puedes.
  •  Inhala 5 veces incisivamente a través de la nariz sin exhalar.
  • Aguanta la respiración y cuenta hasta 5.
  • Exhala completamente a través de la boca como si estuvieras empañando una ventana de forma lenta y uniforme.
  • Repítelo 15 veces.

Relajación más profunda

Para relajarte aún más, trata de concentrarte en una afirmación mientras inhalas y exhalas. Visualiza las palabras “yo” en tu inhalación y “puedo” en tu exhalación. Esto puede ayudarte a aclarar tus pensamientos y proporcionarte una intención clara y mejor concentración hacia tus objetivos.

Sobre la autora

Gris Juncadella es una defensora de la salud integral y el bienestar digestivo. Puedes practicar con ella en el espacio vivea. Ella te ayudará a conseguir que estas técnicas conecten con tu respiración de forma natural.

 Anterior  Todos Siguiente